+34 663431128/ +34 600011453 (whatsapp) [email protected]

Sudáfrica es una república parlamentaria desde 1961, cuando dejó de formar parte de la Commonwealth. Pero, ¿cómo se logró la independencia de Sudáfrica y cuál fue el proceso que siguió el país para convertirse en una república igualitaria para toda la población sin distinción de raza? Veamos.

La guerra de Sudáfrica

La guerra de Sudáfrica, más comúnmente conocida como la Guerra de la Frontera o la Guerra del Arbusto, fue uno de los conflictos más largos del país, con una duración de cerca de 25 años. El número de soldados y de armamento utilizado fue inmenso en comparación con otros conflictos.

El territorio sudafricano fue colonizado por tropas holandesas, alemanas, francesas y británicas durante el siglo XIX, lo cual provocó prácticamente la extinción de la población autóctona del país debido a las enfermedades y el mestizaje, así como a la opresión de los colonizadores. Esto hizo que, a diferencia del resto de países africanos, Sudáfrica tuviese una gran parte de la población de raza blanca o mestiza.

Desde la implementación del apartheid en 1948, los sudafricanos negros y mestizos sufrieron una fuerte discriminación y, debido a esto, surgieron fuertes sentimientos de odio hacia los descendientes de colonizadores blancos, no solo en Sudáfrica sino también en otros muchos países del continente, como en Ghana. Pero, ¿cómo afectó la situación de Ghana a la independencia de Sudáfrica?

Ghana consiguió su independencia en 1957 y esto provocó mucha tensión entre blancos y negros en toda la zona sur del continente africano. Al mismo tiempo, comenzó una carrera nuclear entre países comunistas y socialistas después de que Francia realizase las primeras pruebas en Argelia. En consecuencia, los británicos establecidos en Sudáfrica se comprometieron a llevar a cabo un programa nuclear y no quedarse atrás en comparación con el resto de países.  

El comunismo ganaba terreno en diferentes puntos de África. La URSS había invadido diferentes lugares del continente y colaboraba con Cuba, la cual también era comunista. Por su parte, en Namibia, país ocupado por Sudáfrica en aquel momento, un partido simpatizaba con los ideales comunistas de Cuba.

El Congreso Nacional Africano (ANC) era una organización fundada en 1912 en contra del racismo. En 1962, los simpatizantes del ANC realizaron una protesta pacífica en contra de los abusos del las leyes del apartheid de Sudáfrica, y las represalias contra aquella protesta fueron muy duras. Los manifestantes, entre ellos Nelson Mandela, fueron encarcelados, golpeados e incluso asesinados. Entonces, los miembros del ANC decidieron formar un ejército armado llamado «Umkhonto we Sizwe» o “MK”, para luchar contra el régimen segregacionista.

Ese mismo año, en Namibia, comenzaron a prepararse para la guerra enviando a soldados a conflictos extranjeros para adquirir experiencia, además de tomar posiciones cerca de la frontera de Sudáfrica. La organización SWAPO, partido nacionalista en representación de Namibia, tuvo una gran presencia en el conflicto, ya que también contaba con un fuerte apoyo internacional. Su principal objetivo era la independencia del sureste de África.

En 1966 comenzó la guerra entre ambos países oficialmente a raíz de un ataque por parte del ejército Namibio (SWAPO) en territorio Sudafricano. En la guerrilla participaron también otras regiones con organizaciones liberacionistas como Zimbabue, Angola, Mozambique y Zambia. Se sucedieron numerosos combates, guerras internas y guerrillas, pero no fue hasta los años 80 cuando se dio por finalizada la guerra.

El conflicto duró 25 años provocando numerosas muertes. A finales de los 80 todavía no se veía un acercamiento hacia la independencia de Sudáfrica, los ejércitos estaban agotados y los recursos eran más difíciles de conseguir.

En 1988 la ONU decidió mediar para establecer la paz. Tanto el secretario de Asuntos Exteriores de Sudáfrica como el Secretario de Estado para Asuntos Africanos de Estados Unidos querían la independencia para Namibia. Además, SWAPO no tenía mucha fuerza militar, pero la mayoría de población de Namibia apoyaba la causa independentista, por lo que ganaría por votación política.

La independencia de Sudáfrica

En el año 1961 se estableció la República como sistema político, obteniendo así la independencia de Sudáfrica. Sin embargo, debido al régimen segregacionista, no alcanzó a todos los ciudadanos y ciudadanas por igual, solo los blancos pudieron votar en aquellas elecciones. El 51% de la población que votó decidió querer separarse de Reino Unido. Esta votación no supuso un cambio significativo para el conjunto de la población ya que el régimen del apartheid duró muchas décadas más, hasta que se abolió después de la guerra.

En diciembre de 1988 se firmó un acuerdo por parte de los partidos implicados en la guerra que ponía en práctica la resolución de Paz de la ONU. El año siguiente se realizaron elecciones y Namibia pasó a ser independiente. Éste fue el primer paso para poco a poco quitar el poder al régimen racista, en manos de los descendientes de los colonizadores.

Dos años después, Frederick De Klerk pasó a ocupar la presidencia y fue él quien inició medidas antisegregacionistas, esto supuso un gran paso para el fin del apartheid. Más tarde, en 1994 se produjeron las primeras elecciones multirraciales en el país. Después de las mismas, se prohibió el apartheid.

Esta vez sí que se produjo un cambio real en la población de Sudáfrica y en las relaciones internacionales, ya que el bloqueo por parte de otros países finalmente fue eliminado. Los cambios sociales, políticos y demográficos que todo esto trajo al estado son los que hacen que Sudáfrica sea hoy la clase de país que es.

En Meraki Bay somos conscientes de lo importante que es que los pequeños tengan en cuenta y conozcan la historia de sus raíces; por ello, celebramos con ellos el Día de la Independencia y les enseñamos los valores de respeto e inclusividad todos los días. Si quieres ayudarnos a poder seguir haciéndolo, ¡dona!

¡Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todo lo que pasa en Meraki!

You have Successfully Subscribed!