+34 663431128/ +34 600011453 (whatsapp) [email protected]

La población que vive con menos de un euro al día se encuentra en una situación de pobreza extrema. Los datos sobre la pobreza en el mundo muestran que aproximadamente 600 millones de personas sufren esta carencia, y muchas de ellas se levantan cada día sin acceso a agua potable, comida, ropa o  un hogar. Pero, ¿qué más cifras sobre la pobreza conocemos? Vamos a conocer algunos datos sobre la pobreza en general, y sobre la pobreza de Sudáfrica en particular. Veamos: 

La pobreza en cifras

  • Un estudio del Banco Mundial muestra que la pobreza extrema está disminuyendo internacionalmente; sin embargo, en la región del África Subsahariana aumenta año tras año. La pobreza se está concentrando y los pronósticos muestran que dentro de diez años el 90% de las personas extremadamente pobres vivirán en esta región. En el caso sudafricano hay que tener en cuenta que, aunque la pobreza de Sudáfrica se reduce, todavía sigue siendo muy elevada y es que el 29% de la población está en situación de desempleo. 
  • El hambre en África es una de las principales causas de muerte junto con la malaria y el SIDA. La hambruna provoca aproximadamente 24.000 fallecimientos diarios, de los cuales 6.000 son de menores de cinco años. Además, 160 millones de niños sufren raquitismo. Para luchar contra el hambre y la desnutrición, en nuestra ONG española en África damos la merienda a los peques. Uno de cada dos houties se encuentra por debajo del umbral de talla y peso adecuado para su edad, para solucionarlo les damos moringa, fruta o pescado. 
  • La pobreza infantil impide a los más pequeños acceder a una educación, higiene u otras necesidades dignas, lo cual provoca enfermedades y en muchos casos la muerte. Los datos sobre la pobreza en el mundo infantil revelan que más de 240 millones de niños y niñas no disfrutan de sus derechos fundamentales y la gran mayoría (el 20% de la infancia mundial) no tienen acceso a la educación primaria. Los menores de 18 años representan la mitad de la población mundial en pobreza extrema.
  • Hay aproximadamente 35 millones de personas que sufren el virus del SIDA y el 70% de ellas viven en África Subsahariana. Al encontrarse en situación de pobreza no optan a los tratamientos adecuados, lo cual hace que el 40% de los portadores no llegue a superar la enfermedad. En el caso sudafricano, en 2018 había más de siete millones de personas viviendo con SIDA, la pobreza les afecta directamente.
  • Alrededor de 2.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable en su día a día. Esta situación hace que diariamente mueran cerca de 4.000 niños según un estudio de UNICEF. Además, el consumo de aguas en mal estado provoca diversas enfermedades que matan alrededor de 3,5 millones de personas cada año.
  • La pobreza no permite tener centros médicos apropiados, por esto se estima que cerca de 830 mujeres mueren diariamente según la Organización Mundial de la Salud por causas relacionadas con el embarazo o parto que se podían haber evitado en condiciones adecuadas.
  • La desigualdad en el reparto de la riqueza aumenta cada año. Cerca del 1% de la población posee casi la mitad (45%) de toda la riqueza mundial. Mientras que, en el otro extremo, el 71% cuenta con solo 10.000 dólares en todo su conjunto, lo que equivale al 3% de la riqueza mundial.
  • Las 100 personas más ricas del mundo podrían acabar cuatro veces con la pobreza mundial. Los datos sobre la pobreza en el mundo muestran que tan solo se necesitan alrededor de 30.000 millones de dólares para ello.
  • Según un informe de Oxfam, la desigualdad de género está muy relacionada co la riqueza: de las 62 personas más ricas del mundo, 53 son hombres y nueve son mujeres.
  • El analfabetismo está condicionado por la pobreza: en el mundo hay 876 millones de personas que no saben ni leer ni escribir, el 70% de ellas son mujeres.

Las causas de la pobreza que provocan toda esta situación son muchas, y en su mayoría están relacionadas con el reparto desigual de los recursos. Este factor beneficia a los países ricos y, aunque es difícil imaginar un futuro equitativo, la realidad es que con la concienciación de la población más favorecida se podrían lograr grandes cambios. Por ello es necesaria la ayuda de todas esas personas que pueden permitírselo. Si tú eres una de ellas, fomenta el cambio, ¡dona!

¡Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todo lo que pasa en Meraki!

You have Successfully Subscribed!